Presunta organización delictiva es llamada a juicio por narcotráfico

BOLETÍN DE PRENSA FGE No 1017-DC-2020

Presunta organización delictiva es llamada a juicio por narcotráfico

Quito (Pichincha), 10 de noviembre de 2020.- Cinco ciudadanos (dos mexicanos, un colombiano, una venezolana y un ecuatoriano) fueron llamados a juicio por su presunta participación delito de tráfico sustancias sujetas a fiscalización a gran escala.

El fiscal especializado en Delincuencia Organizada, Transnacional e Internacional (Fedoti), Homero Cepeda López, emitió su dictamen en contra de la presunta organización dedicada al narcotráfico, puesto que almacenaron 475,3 kilos (475.390 gramos) de clorhidrato de cocaína.

Para sustentar su acusación contra Alex Mauricio V. M., Mario Alberto D. M., Alan Rafael Ll., Oswaldo Vitervo B. y Rosa Carolina D. R., como autores directos, anunció más de treinta elementos de convicción.

Fiscalía abrió la investigación previa el 8 de enero de 2020, con un parte policial elaborado por agentes de la Unidad de Investigaciones Antinarcóticos, quienes detallaron a una posible organización de tráfico de drogas, relacionada a los cárteles de droga mexicanos.

Durante la investigación previa se ubicó la bodega donde almacenaban la droga en el sector de El Inca, en el norte de Quito, por donde se encuentra la embajada de Estados Unidos.

Con los seguimientos ejecutados se fijó la entrada y salida de los ciudadanos, así como la participación de Oswaldo Vitervo B., encargado de comprar los implementos para esconder la droga en el compartimento metálico donde fue encontrada, el 13 de febrero de 2020, durante un operativo.

Es día, al interior de una estructura metálica, parecida a un contenedor cubierto por imanes, Fiscalía y Policía encontraron 477 paquetes con clorhidrato de cocaína, con un peso neto 475.390 gramos.

Se incautó el celular de Alex Mauricio V. M. y en la extracción de la información se fijaron conversaciones con Rosa Carolina D. R., cuyo análisis llegó a la conclusión que ella era la encargada de logística para almacenar y camuflar la carga ilegal.

Además, coordinaba la entrega de imanes para conseguir que la estructura metálica en la que se escondía la droga, repela la señal y pase desapercibida al someterse al control de un escáner o dispositivo de vigilancia.

El destino del alcaloide era México. Los otros tres procesados se habrían encargado de camuflar la sustancia en dicha estructura.

“Almacenaron 475.390 gramos de clorhidrato cocaína, sustancia que pretendía ser introducida en mercados internacionales. Por ello la necesidad de camuflarla en un estructura mecánica, rodeada de imanes para que no pueda ser supervisada”, precisó el Fiscal del caso ante el Juez de Garantías Penales de Pichincha.

Dato jurídico

El artículo 220, numeral 1, literal d, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), determina una pena privativa de libertad de diez y trece años por tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización a gran escala. En el caso de clorhidrato de cocaína, se considera “gran escala” a partir de los 5.000 gramos (5 kilos).

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123