Pena agravada de 17 años y 4 meses por agresiones y abuso sexual

BOLETÍN DE PRENSA FGE No 1086-DC-2020

Pena agravada de 17 años y 4 meses por agresiones y abuso sexual

Mejía (Pichincha), 26 de noviembre de 2020.- Minos Vicente G. O. dejó catorce lesiones en todo el cuerpo de su hijo (no reconocido) de 4 años de edad, producto de violencia física y abuso sexual al que lo sometió un día de octubre de 2018. La madre del niño lo había dejado bajo su cuidado para ir a trabajar.

Así lo demostró el fiscal de Género del cantón Mejía, Rodolfo Robayo, ante el Tribunal de Garantías Penales que –de forma unánime– sentenció al procesado a la pena agravada de diecisiete años y cuatro meses de privación de libertad.

Con base en la prueba presentada por Fiscalía, la justicia lo encontró culpable de los delitos de lesiones en concordancia con violencia física contra la mujer o miembros del núcleo familiar y abuso sexual, en concurso real de infracciones.

“Estas heridas no fueron producto de una accidente, fueron causadas deliberadamente”, enfatizó el Fiscal del caso, pues la defensa del procesado quiso posicionar la teoría de que al niño “le dio unas nalgadas, cayó y se rompió el labio” ante los magistrados, durante la audiencia de juzgamiento instalada en la Unidad Judicial Sur (Quitumbe).

La perita médico-legal encontró catorce lesiones genitales y extra genitales en el cuerpo del niño de 4 años, determinándole incapacidad física de treinta y cinco a noventa días. En la reproducción del testimonio anticipado, el niño refiere lo siguiente: “Vicente me pegó en la barriga, porque me porté mal” y lo repitió ante la psicóloga y la trabajadora social.

“Incluso, al pasar frente a la casa donde sucedieron los hechos, el niño fijó su mirada allí, como recordando lo sucedido”, manifestó la trabajadora social ante el Tribunal de Garantías Penales.

La madre, al regresar del trabajo, encontró a su hijo desmayado, golpeado y con signos de abuso sexual, ante lo cual tomó un palo y golpeó a Minos, quien huyó. El niño estuvo internado en dos hospitales hasta llegar al Baca Ortiz (en Quito), donde pasó un mes y una semana hasta su recuperación, y el caso pasó a investigación de la Fiscalía de Mejía.

El agresor fue aprehendido en 2019.

Sin embargo, durante el proceso de investigación, la madre (Mayra Yessenia P. Ll.) dijo a Fiscalía que ya no quería “continuar con la denuncia”, tampoco se presentó en la audiencia de juicio.

Dato jurídico

El caso se sentenció según los artículos 156, en concordancia con el 152, numeral 3; y 170, inciso 3 –en concurso real de infracciones–, más circunstancias agravantes. Este último (art. 20) determina que: “cuando a una persona le son atribuibles varios delitos autónomos e independientes se acumularán las penas hasta un máximo del doble de la pena más grave, sin que por ninguna razón exceda los cuarenta años”.

Es decir, Minos Vicente fue sentenciado por el delito de lesiones a cuatro años y por abuso sexual trece años cuatro meses.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123