Fiscalía impulsa investigación del caso “Daniel T. y otros”

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 156-DC-2018

Fiscalía impulsa investigación del caso Daniel T. y otros

Quito, 17 de julio de 2018.- La Fiscalía General del Estado posibilitó el regreso al Ecuador del ciudadano francés Daniel T., un comerciante de piedras preciosas que estuvo en detención ilegal -desde el 27 de septiembre de 1995 hasta el 21 de enero de 1998- sin orden judicial en un centro penitenciario del país, donde también fue víctima de torturas y amenazas.

Durante las próximas semanas, con la cooperación del ciudadano francés, la Fiscalía realizará algunas diligencias en el caso “Daniel T. y otros”, donde se investigan los presuntos delitos de detención ilegal y tortura, constitutivos de graves violaciones a los derechos humanos, que presuntamente habrían sido cometidos por agentes policiales, penitenciarios y judiciales.

La indagación previa está a cargo del fiscal Ángel Cujilema Daga, de la Dirección de la Comisión de la Verdad y Derechos Humanos de la Fiscalía.

La Fiscalía investiga a 12 presuntos perpetradores y ubicó a otras seis probables víctimas de detención ilegal y torturas por agentes del Estado.

Los hechos

Agentes de la Interpol del Guayas, el 27 de septiembre de 1995, detuvieron sin una orden judicial a Daniel T., supuestamente por un control migratorio. En este contexto no le comunicaron ni los cargos en su contra, ni sus derechos. Al contrario, fue vinculado al operativo “Camarón”, ejecutado para capturar a una organización de tráfico de cocaína cuya ruta era Colombia-Ecuador-Estados Unidos.

Este operativo policial también incluyó la detención de otros ciudadanos ecuatorianos que denuncian privaciones ilegales a su libertad y torturas, actualmente son tratados por Fiscalía como presuntas víctimas.

En esta diligencia participaron, en ese entonces, agentes de la Unidad Antinarcóticos de la Policía Nacional, Interpol y personal de la antigua Unidad de Investigaciones Especiales, UIES, que antes de este hecho fue el Servicio de Investigación Criminal, SIC y actualmente es la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado, ULCO.

Durante su tiempo en prisión preventiva, que duró más de dos años en un centro penitenciario en Guayas, Daniel T. y otros fueron sometidos a torturas por parte de los agentes de investigación, para lograr una “confesión” o “autoinculpación” en el caso de narcotráfico.

Esto causó en la víctima múltiples secuelas físicas y psicológicas, afectación económica y daños irreversibles a nivel de sus relaciones familiares.

La sentencia de Corte Interamericana de Derechos Humanos

El 16 de julio de 1998, Daniel T. presentó su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y para el 7 de septiembre de 2004, la Corte IDH condenó al Estado ecuatoriano por la detención ilegal y arbitraria, tortura, violaciones al debido proceso e incautación ilegal de los bienes de Daniel T.

Para resarcir a la víctima, la sentencia incluye investigar penalmente los hechos para determinar responsabilidades individuales, publicar el fallo en un diario oficial dentro del territorio nacional y en un rotativo francés.

Así también, el Estado debe reconocer la responsabilidad internacional de los hechos (ofrecer una disculpa) y debe establecer un programa de capacitación y formación para el personal judicial de la Fiscalía, policial y penitenciario.

La sentencia incluye el pago de 148.000 euros por daño material, 207.000 euros por afectación inmaterial y 37.000 euros por costos procesales.

 

ACV.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123