Ciudadano asesinó a su hermano por una hectárea de tierra

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 429-DC-2019

Ciudadano asesinó a su hermano por una hectárea de tierra

Los testimonios anticipados de la esposa y el hijo de la víctima fueron las pruebas fundamentales para que el agresor sea sentenciado a 34 años y 8 meses de privación de libertad.

Loreto, 25 de septiembre de 2019.- Se soltó de la mano de Alicia, su madre, con la que corría para salvar sus vidas y pedir auxilio. Regresó por su padre, Sandro Porfirio A. H., pero lo encontró agonizante.

Este niño de ocho años es el hijo mayor de tres que tuvo la víctima con Alicia, a quien también Fernando Raúl A. H. –hermano mayor de Sandro Porfirio A. H.– amenazó de muerte si no le entregaban la hectárea de tierra y si no dejaban de sembrar en ella.

Unos minutos antes del asesinato, Sandro, Alicia y su hijo trabajaban en el terreno. Limpiaban la siembra de piña, café y cacao que tenían en la hectárea de tierra que Sandro heredó de sus padres.

En medio de la faena agrícola, llegó Fernando Raúl A. H. Lo amenazó y reclamó por los límites de los terrenos. Fernando intentó iniciar una discusión porque quería que su hermano menor le entregara la tierra, a lo que Sandro no accedió. Cuando se dio vuelta, su hermano le asestó un machetazo en la cabeza, luego otro en el cuello y el tercero en la espalda.

Alicia tomó a su hijo y corrió ante las amenazas del agresor. Era el mediodía del 18 de mayo de 2019, en el cantón Loreto, provincia de Orellana. Fernando Raúl A. H. huyó, pero a la mañana siguiente un policía lo reconoció y lo detuvo.

Su juzgamiento como autor de asesinato se realizó el 19 de septiembre ante el Tribunal de Garantías Penales de Orellana, presidido por el juez José Ronquillo. La fiscal del caso, Eulalia Rodríguez Quito, reprodujo el testimonio anticipado del niño de ocho años y el de su madre.

Entre los dos relataron con detalles cómo Fernando asesinó a Sandro.

Entre los testigos, también presentó al perito médico que elaboró el informe de autopsia y determinó que el ataque sucedió por la espalda. En tanto el procesado, se acogió al derecho constitucional al silencio.

El Tribunal Penal lo sentenció a cumplir la pena agravada de treinta y cuatro años y ocho meses de privación de la libertad como autor de asesinato, tipificado en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal, con las circunstancias agravantes del artículo 47 numerales 7 (saña) y 9 (indefensión de la víctima). También fue condenado a entregar una reparación integral de quince mil dólares a favor de la familia de su hermano.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123