Tentativa de femicidio sentenciada con ocho años de prisión

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 353-DC-2019

Tentativa de femicidio sentenciada con ocho años de prisión

Las pruebas esgrimidas por Fiscalía demostraron la relación de poder que ejerció el agresor sobre la víctima, en un círculo de violencia que duró más tres años.

Quito, 09 de septiembre de 2019.- Su objetivo era atenuar la sentencia condenatoria y para conseguirlo, en su testimonio ofreció disculpas a la mujer que fue su pareja por tres años. Dijo que la veía bien y que deseaba que rehiciera su vida. También se excusó con su madre, hermana y sobrina, por hacerlas pasar por el trauma y el dolor de un proceso penal.

El procesado, Diego José O. U., de 27 años, agregó que era parte del grupo editorial del Centro de Privación de Libertad en el que cumple prisión desde finales de octubre de 2018, cuando fue aprehendido en circunstancia flagrante, tras haber apuñalado en el cuello a Nancy Elizabeth V. T., de 35 años.

Sin embargo, no convenció al Tribunal de Garantías Penales de Pichincha, presidido por la jueza Sara Costales, quien anunció la sentencia agravada de ocho años y ocho meses de privación de libertad y la entrega de 3.815 dólares para las terapias psicológicas y los gastos médicos de la víctima.

A Diego José O. U., el Tribunal Penal le endilgó el delito de tentativa de femicidio, fundamentándose en testimonios, pericias y documentos probatorios presentados por la fiscal Fanny Onofre, de la Unidad Especializada en Violencia de Género de Pichincha.

La Fiscalía fue convincente al momento de demostrar la relación de poder que ejerció el agresor sobre la víctima, en un círculo de violencia que duró más de tres años, producto de la celopatía de Diego, según destacó la psicóloga Natacha Villacreses en su testimonio.

A esto se sumó el testimonio del hermano de la víctima, quien reveló el constante acecho y maltrato que el procesado aplicó en la mujer.
Con la reproducción del testimonio anticipado de William Naula –encargado de la zona azul en el parqueadero del Ministerio de Agricultura–, el Tribunal escuchó que el 28 de octubre de 2018, antes de estacionarse, Nancy le pidió que cuidara su auto, porque temía que su expareja le rompiera las ventanas.

Al minuto de este pedido, y al regresar a ver, William Naula miro cómo Diego apuñalaba a Nancy. Alertó al canal de televisión donde trabajaban los dos. La médica ocupacional, Sara Miqueta, corrió a brindarle los primeros auxilios y a trasladarla a una clínica privada.

Tanto el cirujano tratante en esa casa de salud, Carlos Páez, como la médica ocupacional y la médica legal, Natalia Fajardo, coincidieron en que, de no haber recibido atención inmediata, Nancy habría perdido la vida, debido a la gravedad de las heridas, que comprometieron sus vías respiratorias.

“Ella tuvo una cirugía emergente, en una clínica localizada a tres minutos del lugar. En esa operación, el cirujano cerró la herida. Si no tenía ese tratamiento oportuno, moría. Ella es una sobreviviente de femicidio”, dijo la Fiscal del caso.

En este contexto, las actuaciones de Diego fueron efectuadas con conciencia y voluntad, según la valoración psiquiátrica.

Dato jurídico

Diego fue sentenciado por el delito de tentativa de femicidio, cuya pena se calculó con la estipulada en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que se sanciona con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años por femicidio, en concordancia con el artículo 39 del mismo cuerpo legal, por tentativa y con la circunstancia agravante del artículo 48, numeral 9.

De esta manera, la pena aplicable fue de un tercio agravado de la que habría correspondido si el delito se hubiese consumado.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123