Sentenciados a más de 34 años de cárcel por asesinato

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 220-DC-2019

Sentenciados a más de 34 años de cárcel por asesinato

Las pruebas científicas presentadas por Fiscalía los señalaron como autores de asesinato agravado.

Quito, 01 de agosto de 2019.- Los resultados de las pruebas científicas los ubicaron en la escena del crimen: una habitación, en una casa en construcción, en el sector de Quitus Colonial, al sur de Quito.

En esa habitación, la madrugada del 9 de enero de 2019, Stalin A. y Jimmy E. sometieron y amarraron de pies y manos a Jefferson M., y lo torturaron hasta la muerte, con un desarmador y un cuchillo.

Antes del asesinato, los tres jóvenes (entre 23 y 25 años de edad) ingirieron bebidas alcohólicas y consumieron estupefacientes. Un mal reparto de las cosas hurtadas fue posiblemente el detonante para la discusión que acabó en el crimen.

Pero no solo la prueba científica los ubicó en el lugar de los hechos. También el relato que María M., novia de Jefferson M. (+), dio a los policías y el posterior testimonio anticipado que entregó a la Fiscalía.

Aseguró que esa madrugada, Stalin A. y Jimmy E. fueron hasta su casa a pedirle dinero para viajar a Quevedo, porque necesitaban escapar. Y le contaron cómo inmovilizaron y asesinaron a Jefferson M. Ella les dijo que no tenía dinero y cuando se retiraron de su vivienda, llamó a la Policía.

Los agentes barrieron el sector y seis horas después los aprehendieron. Los jóvenes también le contaron a los policías aprehensores que habían cometido el crimen. Tras la formulación de cargos, quedaron inmersos en una instrucción fiscal de treinta días, por asesinato y con prisión preventiva.

Durante la investigación de la Fiscalía, se extrajeron muestras genéticas de la ropa que llevaba Jimmy E. y de la víctima. Asimismo, en la inspección ocular técnica realizada en el inmueble, se levantaron indicios de ADN de las paredes, el piso y de una botella.

El cotejamiento de todas las muestras recuperadas dio positivo a la genética de los agresores y de la víctima. Además, la autopsia médico-legal determinó nueve heridas, la mortal se ubicó en la garganta.

Con la prueba científica, la declaración de los agentes aprehensores y la reproducción del testimonio anticipado, y otras presentadas en audiencia de juicio, el fiscal especializado en Personas y Garantías, Alexei Hoyos, destruyó el estado de inocencia de Stalin A., quien se acogió al silencio; y de Jimmy E., que negó su participación en el hecho, y dijo que fueron alias “Nebraska” y “Muñequera”. Sin embargo, en la escena del crimen no se encontraron más perfiles genéticos que el de la víctima y de las personas procesadas.

El juez ponente del Tribunal de Garantías Penales de Quitumbe, Stalin Palacios, anunció la sentencia condenatoria por asesinato: treinta y cuatro años y ocho meses de privación de libertad y la entrega de 20.000 dólares como reparación integral para la madre de Jefferson M. (+).

Dato jurídico

El caso se sentenció con base en el artículo 140, numerales 2 y 6, del Código Orgánico Integral Penal, que sentencia de veintidós a veintiséis años cuando se asesina a una persona colocándola en indefensión y aumentando inhumanamente el dolor de la víctima. La pena se elevó a treinta y cuatro años y ocho meses por con la circunstancia agravante del artículo 45, numeral 5, que es la participación de dos o más personas en el ilícito.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123