Sentenciado a 19 años de reclusión mayor especial por violación cometida hace 13 años

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 430-DC-2020

Sentenciado a 19 años de reclusión mayor especial por violación cometida hace 13 años

Quito (Pichincha), 21 de mayo de 2020.- Álex Mauricio P. P., de 43 años, buscó la prescripción (caducidad definitiva) de la acción penal que lo señalaba como presunto autor del delito de violación, cometido contra una menor de 12 años, abierta en su contra en diciembre de 2007.

Pero no calculó bien. Las acciones penales en infracciones castigadas con reclusión mayor especial caducan quince años después de abierto el proceso penal, según el artículo 101 del Código Penal anterior, vigente en el tiempo en que perpetró el delito (el Código Orgánico Integral Penal (COIP), vigente en la actualidad, rige desde agosto de 2014).

En lugar de una notificación de aceptación a su pedido de prescripción y revisión del proceso hecha a los jueces en septiembre de 2019, Alex Mauricio P. P. recibió en persona, en el Centro de Varones donde se encuentra recluido desde el 2009 por el homicidio de su conviviente, una boleta de auto de llamamiento a juicio.

Fue sentenciado a diecinueve años de reclusión mayor especial, con base en los artículos 512, numeral 3, y 513 del Código anterior; y al pago de 5.000 dólares por daños y perjuicios.

La audiencia inició el 11 de marzo de 2020 y se reinstaló el 20 de mayo, ante el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha, presidido por el juez Daniel Tufiño Garzón.

Las pruebas que presentó la fiscal especializada en delitos de Violencia de Género de Pichincha, Mariana López, incluyen el testimonio de la perita que practicó el examen médico-ginecológico, del agente aprehensor, de los padres y –desde una sala contigua– el testimonio voluntario de la víctima, ahora de 25 años.

Se demostró la violación que Álex Mauricio P. P. cometió, el 1 de marzo de 2007, en contra de la víctima de 12 años, en el sector de la Mena 2, en el sur de Quito. La entonces menor de edad salió a comprar pan, cuando el ya sentenciado le tapó la boca y –amedrentándola con un cuchillo– la llevó a una casa.

La niña perdió el conocimiento. Cuando despertó, al mirarse despojada de su ropa, corrió de aquel lugar. Una ciudadana la auxilió y llamó a la Policía.

El examen médico-legal confirmó la consumación del delito.

Tres días después, en el sector de La Marín, la víctima reconoció a su agresor y fue detenido. Pero antes de que el juez reciba el escrito de la formulación de cargos, quedó libre y prófugo por esta causa; hasta 2009, cuando fue aprehendido, procesado y posteriormente sentenciado por homicidio.

Diez años más tarde, en 2019, pidió la prescripción y revisión del proceso por violación, del que se mantuvo sin juzgamiento por 13 años.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123