Procesado por presunto de tráfico de drogas a gran escala

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 560-DC-2020

Procesado por presunto de tráfico de drogas a gran escala

Quito (Pichincha), 29 de junio de 2020.- La Fiscalía de Pichincha abrió un proceso penal contra Juan Carlos O. C., como presunto autor de tráfico de drogas a gran escala, al encontrársele más de una tonelada de droga en el camión que conducía. La audiencia de calificación de flagrancia y formulación de cargos se desarrolló el 28 de junio de 2020, en la Unidad de Flagrancia.

Pese a que Fiscalía solicitó la calificación de la flagrancia de las otras dos personas aprehendidas dentro de este caso, el Juez de la Unidad Judicial de Garantías Penales con competencia en delitos flagrantes no calificó la aprehensión de Sandra Paulina R. L. y Hugo Ricardo A. Ch., al considerar que no hubo evidencias que los involucren en el hecho delictivo y quedaron en libertad.

El ahora procesado, Juan Carlos O. C. se acogió al derecho al silencio. Su abogado defensor pidió medidas alternativas a la prisión preventiva, alegando que su representado no posee antecedentes penales.

Sin embargo, Fiscalía relató el hecho delictivo, ocurrido el sábado 27de junio de 2020, en el sector de Guayllabamba, provincia de Pichincha. La Unidad de Investigación Antinarcóticos de la Policía ecuatoriana recibió información reservada de su similar de Colombia: una persona conocida como “Juanito”, manejaría un camión con placa colombiana, con balde de madera y droga en su interior, y como custodio lo acompañaría un vehículo tipo jeep.

Al ser detenido y registrado, en un compartimento entre la cabina del conductor y el cajón de madera se encontraron veintitrés bultos de yute de colores, con logotipos que decían “Barón” y “Gallo”. De su interior se extrajeron 1.114 paquetes, cuyo contenido dio positivo para cocaína tras las respectivas pruebas de campo. También se hallaron salvoconductos impresos, con el tramo Guayllabamba-Tabacundo-Cajas, con los que circulaba el cuidando ecuatoriano.

Según la Policía ecuatoriana, atrás del camión iba un vehículo liviano, con las mismas características que habría entregado la Policía colombina. El auto estaba ocupado por dos personas, que fueron aprehendidas por los agentes antinarcóticos, como sospechosos de dar seguridad al automotor que llevaba la carga ilícita. “El camión pasó dos peajes junto al carro tipo jepp”, según la versión del agente aprehensor; sin embargo, no fue elemento suficiente para que el Juez califique la flagrancia, puesto que no hubo un registro fotográfico, de vigilancia, de seguimiento o alguna otra evidencia que avale esta afirmación.

Los elementos de convicción con los que el fiscal de turno en flagrancia inició la instrucción fiscal de treinta días contra Juan Carlos O. C. son: el parte de detención policial, en el que se relatan los hechos y sus circunstancias; la versión del policía aprehensor, el informe de verificación y pesaje de la sustancia aprehendida, con un peso neto de 1’101.990 gramos de cocaína (1,1 toneladas); el acta de entrega de evidencias, la hoja de ingreso de vehículo y el formulario de cadena de custodia.

El Juez le dictó prisión preventiva.

Dato jurídico

La Fiscalía presentó cargos con base en el artículo 220, numeral 1, literal d, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que determina una pena privativa de libertad de diez a trece años por tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización, a gran escala. En el caso de cocaína, se considera “gran escala” a partir de los 2.000 gramos (2 kilos).

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123