Prisión preventiva para procesado por el femicidio de su esposa

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 307-DC-2021

Prisión preventiva para procesado por el femicidio de su esposa

Quito (Pichincha), 30 de marzo de 2021.- En la audiencia de formulación de cargos, William Paúl C. S. prefirió guardar silencio, mientras Fiscalía relataba el hecho delictivo y describía los indicios que lo señalan como presunto responsable del femicidio de su esposa, María Yolanda Ch.

Rolando Gualoto, fiscal de turno en flagrancia, expuso el informe de la autopsia médico-legal, acta del levantamiento del cadáver, las versiones de los policías que ejecutaron la orden de detención, la denuncia de la hermana de la víctima y la boleta de auxilio que había obtenido la mujer ante los repetitivos hechos de violencia intrafamiliar.

El abogado de oficio del procesado pidió medidas alternativas, bajo el criterio de “presunción de inocencia”.

Pero el juez –por pedido de Fiscalía– ordenó la prisión preventiva de William Paúl, de 27 años, para asegurar su presencia en el proceso penal, puesto que el delito de femicidio –según el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal– sanciona con privación de libertad de veintidós a veintiséis años a la persona que es hallada culpable.

La diligencia concluyó a la medianoche del 28 de marzo de 2021. A partir de esa fecha, la instrucción fiscal durará noventa días.

En la Argelia

William se acercó a un patrullero el barrio la Argelia, en el sur de Quito, el 26 de marzo de 2021. Le dijo al policía que se enteró de que su conviviente estaba muerta en el mismo lugar donde, dos días antes, mantuvieron una discusión, que “estaba dispuesto a colaborar con la justicia”. Afirmó, además, que en medio de la discusión, la empujó dos veces por lo que se lastimó en la frente.

El policía llamó a preguntar a sus compañeros si se había levantado algún cadáver en el sector Santa Bárbara. Le dijeron que sí.

En Santa Bárbara

María Yolanda Ch. P., de 24 años, fue vista con vida por última vez, la noche del 24 de marzo de 2021. De su vivienda, ubicada en el sector de Santa Bárbara, en el sur de Quito, un vecino que hacía trabajos de albañilería escuchó casi a la media noche una fuerte discusión.

Al día siguiente, el hombre escuchó el llanto de un bebé y la televisión prendida, y vio la puerta de la vivienda entreabierta. Dijo que no reparó en ello, pues pensó que la vecina Yolanda estaba adentro.
Sin embargo, la mañana del 26 vio la puerta en la misma posición y le avisó a la dueña de casa.

Su hermana

María (hermana mayor) llamó varias veces al teléfono celular de Yolanda, pero iba directo al buzón de mensaje. Pensó que quizás volvió con su esposo, pues estaban separados por episodios repetitivos de violencia intrafamiliar.
Pero la mañana del 26, la dueña de la casa la buscó en el local comercial donde trabajaba y le pidió que “vaya a ver, porque el albañil que está trabajando en la casa me dice que la puerta del cuarto está sin seguridades”, además, las luces y la televisión se han mantenido prendidas por dos días.

Al llegar al lugar, María encontró a Yolanda –su hermana– boca abajo, sobre su propia sangre y con una correa alrededor del cuello; y a su sobrina, recién nacida, con síntomas de deshidratación. Llamó a la Policía.

En su versión, María dijo: “tres veces la salvé de que le asesine, pero esta vez no pude (…)”. Relató así que hace tres años, William trató de acuchillar a su hermana. En otras ocasiones la golpeó con un martillo y la apuñaló con un destornillador. Además, quemó una boleta de auxilio y que tenía otra en su local, y que a ella –por defender a su hermana– también la amenazó.

Yolanda grabó uno de esos episodios en que él le decía: “si te separas de mí, no vas a vivir feliz, yo te voy a matar. Y si no puedo, pago 50 dólares para que te maten”.

El Juez ordenó medidas de protección para la hermana de la víctima y para toda la familia.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123