Caso de mala práctica médica se retomará en preparatoria de juicio

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 079-DC-2019

Quito, 06 de mayo de 2019.- La audiencia preparatoria de juicio por lesiones de más de 90 días por mala práctica médica, que el pasado 16 de febrero la jueza de garantías penales Luz Ortiz anuló hasta la formulación de cargos, deberá retomarse con la presentación del dictamen de la Fiscalía.

De esta manera, la Sala Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha revocó la decisión de la jueza de primera instancia y dio paso al pedido de la fiscal del caso, Claudia Romero, de que se continúe con la audiencia preparatoria de este proceso seguido en contra de cuatro profesionales de la salud del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM): la cirujana pediátrica Yolanda G.; la médica Alexandra V.; la enfermera Elvia H.; y la auxiliar de enfermería Lidia S.

Los hechos que investiga la Fiscalía

Las mencionadas profesionales de la salud son procesadas por los hechos sucedidos entre el 27 y 29 de noviembre de 2014.

El 27 de noviembre, “Nachito”, de 1 año 8 meses de edad, fue ingresado al HCAM por consulta externa debido a una laparoscopía programada con un cuadro de ausencia testicular. En la intervención, la cirujana pediátrica habría utilizado material quirúrgico para adultos. Además, le habrían dado de alta a las tres horas del procedimiento, cuando el protocolo determina que el alta debe darse, mínimo, en ocho horas.

En casa, el niño tuvo fiebre y vómito. La madrugada del 28 de noviembre, los padres lo trasladaron al hospital más cercano a su domicilio, ubicado al sur de Quito, donde le practicaron una radiografía que reveló la presencia de líquido en su cuerpo. Con ese diagnóstico fue remitido en ambulancia hasta el HCAM (donde le realizaron la laparoscopía por ausencia testicular).

Una vez allí, y en una nueva intervención quirúrgica practicada por la misma cirujana, se descubrió una perforación en el intestino del niño que le causó una sepsis (infección de segundo grado) que, a su vez, provocó un daño cerebral que le dejó con un 38% de discapacidad.

Después de salir de la intervención médica, con un 84% de probabilidad de muerte, en cuidados pediátricos le habrían desconectado la manta térmica. Al percatarse de que el niño estaba hipotérmico, habrían calentado dos soluciones salinas a baño María para colocarlas en las piernas de “Nachito”.

Es así que el 29 de noviembre de 2014, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) los padres del niño repararon en las vendas que cubrían las piernas de su hijo y recibieron la noticia de que estaban quemadas.

Audiencia de apelación

En la audiencia de apelación a la anulación del proceso hasta la formulación de cargos, instalada la tarde del 6 de mayo de 2019, la Sala Penal solicitó a la jueza de primer nivel que actúe con celeridad, ya que el caso corre el riesgo de prescribir en noviembre de 2019. Además -dijo el tribunal de segunda instancia– la jueza realizó interpretaciones extensivas respecto a tres eventos por los que declaró la nulidad del proceso. Esto porque la Fiscalía invalidó dichos eventos con los siguientes argumentos: En primer lugar, durante la instrucción fiscal, precisamente en la reconstrucción de los hechos que debió realizarse en la UCI del hospital, no se dejó en indefensión a las ciudadanas procesadas –como afirmó la jueza– puesto que los abogados patrocinadores firmaron un acta de consentimiento para que se realice la diligencia en otro piso, ya que en la UCI, en ese entonces, se atendía a veinte niños con alto riesgo de muerte.

Como segundo argumento, la Fiscalía indicó que, según la Corte Constitucional, solo los tribunales pueden analizar la calificación penal en los procesos, no los jueces de primera instancia. Esto porque la magistrada afirmó que la Fiscalía procesó por lesiones en eventos deportivos. Además, en los audios de las audiencias se corrobora que la Fiscalía formuló cargos por lesiones por más de 90 días producidos por mala práctica médica.

Como tercer punto, en cuanto al criterio de la jueza Luz Ortiz de que son dos eventos distintos, la fiscal Claudia Romero consideró que la perforación intestinal y las quemaduras en las piernas “son eventos atados, conexos. El segundo no se producía si no se desarrollaba el primero”, explicó.

De esta manera, la Fiscalía quedó a la espera de día y hora para retomar la audiencia preparatoria de juicio, en atención al interés superior del niño y al principio pro víctima, estipulados en la Constitución de la República del Ecuador y en los tratados internacionales.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123