A juicio por la muerte de Julissa O.

BOLETÍN DE PRENSA FGE Nº 793-DC-2019

A juicio por la muerte de Julissa O.

El procesado fue detenido en la audiencia de formulación de cargos, en agosto de 2019. El Juez dictó prisión preventiva con base en los elementos presentados por Fiscalía.

Quito (Pichincha), 27 de diciembre de 2019.- Luis Alfredo Ch. Ll., de 22 años, fue llamado a juicio como autor de asesinato. Según el dictamen acusatorio de la Fiscalía Especializada en Personas y Garantías, el 3 de noviembre de 2017 arrebató la vida de Julissa O. para evitar que su esposa se enterara de la relación sentimental que tenían, pues al siguiente día era su boda y la fiesta del nacimiento de su bebé.

Con el sustento de más treinta elementos de convicción, Fiscalía solicitó a la jueza de Garantías Penales, Yolanda Portilla, el llamamiento a juicio y anunció la presentación de peritos que hicieron la reconstrucción del lugar de los hechos, cotejamiento de muestras de ADN, así como los testimonios de familiares y amigos de la víctima.

El 9 de noviembre de 2017, un ciudadano que caminaba por la vía Humboldt vio el cuerpo de Julissa O., estudiante de enfermería de 19 años, en un barranco de La Chorrera, en Toctiuco Alto (Quito).

La joven fue reportada como desaparecida el 3 de noviembre de 2017.

Salió de su casa a las prácticas de enfermería. Durante las investigaciones de la Fiscalía de Personas Desaparecidas, se entrevistó a Luis Alfredo Ch. Ll. y negó conocerla. En una segunda entrevista, dijo que la conocía, pero solo por mensajes y que la primera vez lo negó, porque estaba recién casado y su esposa estaba embarazada.

Cuando encontraron a la joven, el caso pasó a la Fiscalía Especializada en Personas y Garantías. Se ordenaron tomar muestras de ADN del cuerpo y la ropa de la víctima, así como la explotación del teléfono celular que dejó en su casa. Entonces se hallaron mensajes y también se obtuvo una imagen del pecho del procesado escrito “Julissa” en él. Fue convocado para que rinda su versión y en esta diligencia aceptó de forma voluntaria entregar su muestra de sangre.

En su segunda versión dijo que mantuvieron relaciones sexuales, el 3 de septiembre de 2017, atrás de una de las iglesias del centro de Quito. Esto manifestó, luego de que los resultados del cotejamiento de ADN de las muestras que concedió voluntariamente con las levantadas del cadáver dieran positivo para su proteína P30 (semen).

Dato jurídico

El artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años a la persona que mate a otra.

 

 

 

Información de contacto:

Dirección de Comunicación Social

[email protected]

Teléfono: 3985800 Ext. 173123